contactar a la Delegada de ANPAC en Sinaloa.

Mi foto
Los Mochis, Sinaloa, Mexico
1er. Jardín flor de mayo #38 fracc. del real C.P.81234 Oficina (668) 1760321 Celular 6681 383796

martes, 30 de noviembre de 2010

INFORMISIDIO

Ana María Garduño Gaxiola


Todos los instrumentos periodísticos tienen una política editorial, pero cuando se alcanzan los terrenos de la mentira, se ilegítima. Cuando un periodista, no cumple con su deber (la verdad y la eficiencia) estamos ante un caso de daño, de perturbación. Precisamente este es el caso del reportero Luis Fernando Nájera del semanario “Rio Doce”, quien publicó el día lunes 15 de octubre, el artículo titulado “Cloaca en Bomberos”, derivado de la reunión donde la Presidencia Municipal de Ahome, convocó a patronos y al Patronato de Bomberos de esta entidad. Aquí Nájera, evidentemente perdió todo el contacto con la realidad, ya que de inicio asegura “que una auditoria del municipio a las cuentas reveló que la administración desviaba recursos públicos a los bolsillos ajenos” comentario que por supuesto el licenciado Dawson A Brown Magaña, responsable de la auditoria al Patronato de Bomberos, en esa reunión jamás lo mencionó.

En el segundo párrafo se contradice totalmente afirmando “Y de entrada se estudia la forma de legalizar la disolución del Patronato y la toma del cuerpo de emergencias por Protección Civil, para garantizar que la ciudadanía no se quede sin la respuesta de los bomberos, siempre y cuando el arqueo demuestra los malos manejos” ¿Demuestra o demuestre? De igual manera este tema no se toco en ningún momento, luego afirma “las caras de buen talante de Javier meza, Joaquín Vega Inzunza, Alfredo Cervantes, Ana María Garduño, pasaron a descoloridas y terminaron enrojecidas, por el coraje que les provocaba dolor estomacal al conocerse que una auditoría sin concluir al primer semestre del 2010 revelaba saqueos y pagos de favores, viajes personales con cargo al Patronato y compra de facturas, además, pagos exorbitantes de sueldos, prestaciones y sobresueldos” . Irreflexivo vaivén de notas contradictorias y falsas las que imprime Nájera. Contaminando el pensamiento de los lectores con comentarios “oficiales” que jamás se pronunciaron en dicha reunión, ya que ésta fue grabada ¿cómo se atreve? Sigue “también saltó a la palestra de corrupción un nuevo miembro del Patronato: Eduardo Mendoza, tesorero, y se lanzó la complicidad de la contadora, cuyo nombre no fue revelado.” El culto a la mentira, difamación y de la corrupción se deben erradicar del periodismo. La unilateralidad obstruye resultados y responsabilidades. Checar en google este articulo de Nájera.

Una cosa es la nota informativa y otra muy distinta la farsa, el cinismo y la falsificación de declaraciones, digo esto porque el señor Luis Fernando Nájera, jamás se ha acercado a mí, como para adjudicarme los siguientes comentarios: “Estamos a punto de ser juzgados por la sociedad por permitir que un cuerpo se corrompa o que desde el Patronato se favoreciera la corrupción. Creo que hay que ponerle un punto a esto”. El principal impulsor y quien recomendó a Carlos Morales, es el mismísimo Liera, Director de Protección Civil. Cabe aclara que en dicha reunión, su servidora sí advirtió a los presentes, de la preparación y certificación, ya que en México sólo 14 personas más tienen el nivel de Carlos Morales, hice hincapié de que en toda América Latina, sólo el H Cuerpo de Bombero de Los Mochis, tenía como Director a una persona realmente capacitada.y certificada para dirigir y proteger en caso de una contingencias, tanto a los elementos de bomberos como a la población.

De igual manera quiero aclararle a Nájera que participé activamente y sin cortapisas en el conflicto del 2008, investigue. Le aclaro que después de escuchar los resultados de la auditoría en esa reunión, usted me adjudica esto, sic: “Cambió de opinión y hoy exige la limpia del cuerpo, por drástica que sea” Después de esa reunión creció mi respeto y admiración por el señor Carlos Morales y de ninguna manera exigí una limpia. La falsificación, el charrismo y los porros del periodismo destruyen la credibilidad en la sociedad. El ejercicio periodístico se nutre de la libre expresión, tiene que servir a la verdad y consecuentemente proporcionar beneficios a la comunidad en que vive. La mentira o la ocultación tuercen a este deber. Convierten en mercenarismo lo que es misión… o por lo menos ejercicio profesional.

A disposición de quien lo solicite, se encuentra la grabación de esta reunión y el informe de resolución de esta auditoría: el oficio DCM-165-2010 emitido por la Contraloría Interna con firma del Licenciado Dawson Alexandro Brown Magaña y sellado por la misma.